La Fundación CajaCanarias renueva su histórico apoyo a Probosco

La Fundación CajaCanarias renueva su histórico apoyo a Probosco

Ambas entidades suscriben un convenio para continuar facilitando, a lo largo de 2021, diferentes proyectos destinados a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual.

Esta línea de apoyo se suma a la cesión de uso gratuita de la sede de Probosco, propiedad de la Fundación CajaCanarias, desde los comienzos de la actividad de citada entidad social.

 

La Fundación CajaCanarias y la Asociación Proyectos de Acción Social Don Bosco (Probosco) han renovado su convenio de colaboración para apoyar y desarrollar el programa de actividades e iniciativas que la mencionada asociación realiza anualmente a favor de personas con discapacidad intelectual. El acuerdo, que desplegará sus efectos a lo largo del presente ejercicio anual, ha sido refrendado por la presidenta de Probosco, María Elena Zárate; y el director general de la Fundación CajaCanarias, Alfredo Luaces.

El citado acuerdo de colaboración, que mantiene una importante dotación de 20.000 euros, se encuentra destinado a continuar apoyando el programa de actividades de Probosco, con especial atención a sus iniciativas de hidroterapia, mantenimiento y actividades terapéuticas enfocadas a aumentar la calidad de vida de los beneficiarios de la asociación. De este modo, además de permitir a Probosco sufragar los costes de mantenimiento de la instalación acuática, el acuerdo con la Fundación CajaCanarias brinda la posibilidad de contar de manera permanente con una monitora deportiva para la actividad de hidroterapia, lo que redunda en una mayor capacidad de disfrute y aprovechamiento de dicha iniciativa entre los usuarios del centro.

Esta importante colaboración económica se suma al histórico y permanente apoyo que la Fundación CajaCanarias le brinda, y que se viene materializando en la cesión de uso gratuito del inmueble sede de Probosco, en el que se desarrollan también actividades de centro de día y residencia, beneficiando a más de una veintena de personas de manera estable.

Probosco es una asociación sin ánimo de lucro que, desde 1989, trabaja por la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y sus familias. A partir de 1994, la asociación orotavense es también un centro de atención terapéutica destinado a usuarios con necesidades de apoyo extenso y generalizado, cuyos objetivos son procurar el bienestar y la atención terapéutica a personas con grave deterioro psíquico y socioeconómico, velar por la mejora en la calidad de vida personal y familiar de las personas con discapacidad, potenciar las capacidades básicas en todas las áreas de desarrollo atendiendo a la diversidad, y procurar la integración social y comunitaria orientada siempre desde los principios de la normalización.